Printfriendly

Featured Posts

lunes, 31 de agosto de 2015

TOSTA DE AGUACATE CON HUEVO POCHE

Esta es una forma para usar los aguacates variando un poco de lo habitual,  haciendo muy buen conjunto con el resto de los elementos de esta tosta, muy sencillos y que (casi) siempre solemos tener a mano en nuestra despensa.
Una tosta sencilla y deliciosa que nos saca de un apuro en más de una ocasión, para comer con cuchillo y tenedor, provocando además unas altas dosis de lujuria disfrutando y relamiéndonos con la yema vertiéndose y empapando el conjunto...se nota que me gusta disfrutar en la mesa, ¿verdad?



Ingredientes por unidad:
Una rebanada de pan de molde.
Mantequilla.
Mayonesa.
Un diente de ajo.
1/2 aguacate.
Un huevo.
Pimienta negra y perejil picado (opcional).

Preparación:
1-Untamos las rebanadas de pan de molde necesarias con mantequilla por ambos lados, y las tostamos a la plancha, hasta que estén doradas.

2-Machacamos el ajo pelado en el mortero y lo mezclamos con la mayonesa, de forma que nos quede un falso alioli. Untamos las tostas.

3-Pelamos y cortamos el aguacate y colocamos una buena rodaja. 

4-Escaldamos el huevo. Para ello ponemos en una cazuela agua con un buen chorro de vinagre. Este hará que la clara permanezca en su sitio junto a la yema y no se disperse.
Llegando al punto de ebullición echamos el huevo. Para ello le cascamos y echamos en una taza. Desde la taza al agua con suavidad.
Lo tendremos 3 minutos y con ayuda de una espumadera lo sacamos sobre una tabla. Recortamos algún borde de la yema para que quede bonito
y escurrido lo ponemos sobre el aguacate.

5-Opcionalmente espolvoreamos con un poco de pimienta negra y perejil picado, y listo para servir y disfrutar del espectáculo.

jueves, 6 de agosto de 2015

LICOR DE HIERBAS

También incluido dentro de los antidepresivos, hoy traigo esta receta de licor de hierbas a base de orujo, elaborado con una combinación de hierbas, especias y fruta que una vez procedemos a su degustación pasado el tiempo reglamentario, nos eleva al septimo cielo. 
Eso si, siempre que nos quedemos por debajo de 4 chupitos por cabeza, a partir de esta cantidad, no me hago responsable de lo que pueda ocurrir en la sobremesa en la que se libe este nectar....


Ingredientes para una botella:
Una botella de orujo blanco. de 70 cl.
250 grs. de azúcar.
10 flores de té del puerto.
3 ramitas de tomillo.
5  bayas de enebro.
2 clavos de olor.
6 semillas de cardamomo.
20 granos de pimienta rosa.
La corteza de medio limón.
la corteza de media naranja.
2 ciruelas pasas.

Preparación:
Metemos todos los ingredientes excepto el orujo, en una botella, a ser posible decorativa y que podamos cerrar lo más herméticamente posible.
Las semillas de cardamomo las abrimos.

El orujo lo incorporamos al final.

Tapamos y cerramos la botella muy bien.

Ponemos una etiqueta con la fecha, y todos los días agitamos la botella, para que el contenido vaya mezclándose perfectamente.

Yo procuro dejarlo reposando aproximadamente un año, el tiempo, como todo, cuanto más largo sea, mejor para el resultado final.


*Las hierbas que yo he puesto, no son fáciles de encontrar fuera de Cantabria (me refiero al té del puerto), por lo que fuera de la comunidad, se puede sustituir por alguna otra hierba silvestre endémica de cada lugar, si la hubiere.

viernes, 29 de mayo de 2015

MERMELADA DE NISPERO A LA CANELA

Temporada de nísperos. Temporada de fruta fresca recién cogida del árbol. Pero como casi todo en esta vida, llega un momento en que la fruta recolectada es superior a nuestra capacidad de ingesta, así que...simpre nos queda la opción de crear mermeladas con las que disfrutar de este fruto, efímero y delicioso, durante todo el año.


Ingredientes:
4,5 kg. de nísperos (una vez limpios equivalen a 2 kg. de fruta)
600 ml. de agua. 300+300.
1,7 kg. de azúcar.
Una rama de canela.

Preparación:
Primer paso, tenemos que limpiar los nísperos. Los pelamos y reservamos las pepitas aparte.

Una vez limpios, ponemos a cocer la carne de los nísperos con 300 ml. de agua.

Mientras tanto, en un cazo aparte, ponemos los 300 ml. de agua restantes y lo llevamos a ebullición. Lo dejamos cocer 5 minutos como máximo.
Colamos el agua, desechamos las pepitas y el caldo resultante lo añadimos a la cazuela con los nísperos.
Al realizar esta operación, extraemos la pectina de las pepitas, la cual nos ayudará a dotar a la mermelada de ese toque gelatinoso esencial en una mermelada de calidad.

Añadimos a continuación una rama de canela, y seguimos cociendo a fuego medio durante 45 minutos, removiendo sin parar con una cuchara de madera.

Pasado ese tiempo, retiramos la canela y metemos la batidora hasta triturar los trozos que queden de tamaño un poco grande y conseguir una crema mas o menos uniforme.

A continuación incorporamos el azúcar y llevamos a ebullición.
Bajamos el fuego y dejamos cocer 30 minutos, hasta llegar hasta el punto de gelificación, el cual podemos comprobar con una cuchara de madera, comprobando la textura y el (no) brillo de la mermelada.

Rellenamos los tarros con la mezcla caliente, los cerramos herméticamente y los colocamos sobre una rejilla boca abajo, para conseguir el vacío.

Una vez enfriados ya podemos almacenarlos para uso y disfrute a lo largo del año. Si llegan.



martes, 19 de mayo de 2015

PANECILLOS PARA BOCADILLOS

Y yo sigo con mi nuevo vicio, crear diferentes tipos de pan en casa. Y cocinarlos. Y por supuesto degustarlos. Y saborearlos. Y disfrutarlos. Y devorarlos. Es increíble como algo tan sencillo y humilde como es el pan, sea capaz de crear tantas sensaciones y hacer las delicias de cualquier persona. A todos, a todo el mundo le gusta un buen pan. Por algo será.
Claro, que si tal cual ya está delicioso, en el momento en que lo rellenamos con los mejores ingredientes al gusto de cada comensal, ya alcanza los niveles más altos en cuanto a disfrute en la mesa. 
Salado, dulce...aceptan cualquier relleno, y cualquier hora del dia que escojamos es perfecta para disfrutar de ellos.
Adelante.



Ingredientes para 4 panecillos:
500 grs. de harina de fuerza.
1/2 sobre de levadura de panadero.
50 grs. de mantequilla.
150 ml. de leche entera.
150 ml. de agua.
Una cdta. de azúcar.
Una cdta. de sal.
4 cdtas. de sémola de arroz.

Preparación:
Mezclamos todos los ingredientes excepto la sémola de arroz, en la amasadora hasta obtener una masa lisa y homogénea. 
Engrasamos el fondo de un cuenco, colocamos la bola de masa, tapamos con un paño y la dejamos levar hasta doblar su tamaño. Yo lo pongo una hora en la base del horno a 40º.

Pasado este tiempo, sacamos la bola y las estiramos en forma de cilindro, igualmente liso y homogéneo. Le cortamos en 4 porciones.

Cogemos una cdta. de sémola de arroz por cada porción, la estiramos sobre ella y amasamos esta dándola forma de bola aplanada (de bollo típico, vamos).

Los colocamos en una bandeja de horno y los dejamos reposar hasta que vemos que aumentan de tamaño. Yo lo hago con bandeja y todo en el calientaplatos.

Mientras calentamos el horno con calor superior+inferior a 220º.

Introducimos la bandeja y horneamos 15 minutos.

Sacamos, dejamos enfriar (si podemos resistir la tentación), y ya lo tenemos listo para rellenar al gusto. 

Crujientes y esponjosos a la vez.

Sublimes. 
 

CADENAS DE PREMIOS - ESTE BLOG NO PARTICIPA

Por falta de tiempo, este blog no participa. Aún así gracias.

Sample text

Sample Text

Social Icons

Ads 468x60px

Blogger templates

Recetas de cocina